Cine: Menciones honoríficas y las decepciones del 2013

Por @santi2099

Las citas que no pudieron entrar al conteo, con las mimas reglas que el anterior, que muestran ejercicios que valen mucho la pena, pero que no repuntaron al final, y no por grandes fallos en ejecución, sino simplemente porque llegó alguien a proponer algo más sustancioso, profundo y con mayor estructura, aquí pues las menciones del 2013:

After Earth (USA) dirige M. Night Shyamalan

En un planeta hostil un padre militar debe guiar a su hijo en la búsqueda de la salvación, basada en un principio de anulación del miedo, es este punto, el que repunta la película, que si bien, el principio de acción puede no dar el ancho, el concepto argumental lleva más allá de la aventura para hacer una introspección de que la creación de uno de los mayores enemigos del hombre es alimentado y reinventado por él mismo.

Captain Phillips (USA) dirige Paul Greengrass

Adrenalina pura, donde todos los personajes son presas de una obligación a actuar y reaccionar por una fuerza mayor, y donde se separa la objetividad del propósito para tomar cautiva una tripulación donde la forma de librarse de esa fuerza toma estructura en el personaje de Tom Hanks, y la maestría histriónica de los personajes secundarios levanta esta obra de thriller y suspenso.

The Hobbit: The Desolation of Smaug (USA-New Zealand) dirige Peter Jackson

El logro, plasma un libro para niños, en una aventura épica, si bien cuenta con argumentos que entran solo como un capricho para rellenar la historia, la atención a los detalles y la dirección de secuencias, se sigue llevando el premio a la experiencia cinematográfica de Jackson, se nota su mano y se admira su capacidad como contador de historias.

The Great Gatsby (Australia-USA) dirige Baz Luhrmann

Los elementos cinematográficos que componen esta obra avasallan la mayoría de las actuaciones, sin embargo, Leonardo DiCaprio nos regala un Gatsby con mayor personalidad y fundamentos de misterio, donde la iluminación, y la sincronización de los extras en las escenas festivas, recrean ambientes de juglares llenos de colorido, extravagancia, y sobre todo de excitación por lo que pasará en los frames posteriores.

The World’s End (UK) dirige Edgar Wright

Un intento de cruzada tabernera, en busca de la madurez y la libertad, en forma totalmente de comedia, que nos lleva con la evolución de los personajes y con su soundtrack impecable, en la cual nos replanteamos nuestra zona de confort, y la reconciliación con el presente, representado por más de una simbología.

Upstream Color (USA) dirige Shane Carruth

Lleno de simbologías, este thiriller nos muestra un pareja invadida por la búsqueda de una definición de vida, donde nadie sabe con certeza psicológica de donde viene y que les depara, con gran complejidad en su guión y entrelazando pasado y presente, sin importar la secuencia de lo que en algún momento vimos en pantalla, tal confusión se permea en el público, resultado de lo que viven los personajes.

 

Spring Breakers (USA) dirige Harmony Korine

Encontramos un grupo de chicas dispuesto a todo por ir a un Spring Break y dónde el mundo del exceso estudiantil en todos los sentido sobrepasa la capacidad de un sentido común, un par de extrañas amigas incursionan en un mundo de ilegalidad liderado por un personaje que tampoco entiende bien dónde está parado, pero que la propuesta de vivir de forma diferente a la convencional sobrepasa las intenciones de ellas, descubriendo un lado corrompido que va más allá de intentar sacarle el mayor provecho a sus vacaciones de verano.

LA DESILUSIÓN DEL 2013  

Con un año inundado de re-makes, precuelas, secuelas y alguno que otro robo adjudicado como creación innovadora, ya destacamos lo mejor, pero aquí el listado, de sino lo peor, las cintas que quedaron a deber por falta de elementos cinematográficos y despilfarro o desperdicio de recursos que se prestaba para romper la escena y que no lograron proponer nada sustancial:

Man of Steel (USA) dirige Zack Snyder

Mucho esperábamos del mayor director contemporáneo y poco nos entregaron, con un Superman más introspectivo y profundo que contrarresta un ambiente lleno de clichés,  personajes con inclusiones pobres y sin sentido, y necedades de historia sin ningún valor, por favor nunca más vuelvan hacer un product placement como con los que cuenta esta película.

Hangover Part III (USA) dirige Todd Phillips

Una franquicia que no lo es, con la referencia de la primer parte, esta secuela termina con la ilusión de volver a reír de alguna forma, vacía, carente de guión, falto de dirección a todos los niveles y pobre de producción, un fallo monumental.

Gangster Squad (USA) dirige Ruben Fleischer

Un desperdicio de talento conjuntado con la finalidad de ofrecer una historia al más puro estilo de “Goodfellas (1990)” donde el guión y la opacidad de los elementos histriónicos nunca deja en claro que los actores son de talla compuesta, en cambio nos regala la simplicidad de un mundo sumergido en la corrupción sin dar mayor detalle de la forma en que los integrantes forman parte de un ambiente compuesto.

Iron Man Three (USA) dirige Shane Black

Millones de dólares que parecen invertirse en crear el personaje de Tony Stark, bien dominado ya por Robert Downey Jr y que no vemos cambiar, pero el cierre de la película es mortal, con un argumento más que pobre en la conclusión de una escena con varios robots, si esa era la gran solución, porque no lo hicieron desde la primer película, se debe de reestructurar el guión urgentemente.

Oz the Great and Powerful (USA) dirige Sam Raimi

Una precuela de Dorothy, donde encontramos fallos en establecer la personalidad de los personajes, quienes nunca terminan por explotar la increíble historia que hay entre manos, en estos tiempos, es inverosímil pensar que los efectos visuales puedan estar tan mal implementados, no vuelvan a utilizar técnicos amateurs, el resultados es palpable.

The Conjuring (USA) dirige James Wan

Un concepto con una muy bien lograda primera escena, donde la película se torna lenta, hay una falta de secuencia en las escenas de terror que denota la falta de idea para continuar manteniendo el hilo conductor de la sensación de miedo a provocar en el espectador.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s